Todos nuestros productos tienen marcado CE

Persiguiendo Luz: Episodio 1

Persiguiendo Luz: Episodio 1
Dominator 3 GTX y Defender 3 GTXBuscando el Amanecer y la Puesta de SolNos había costado una hora recorrer la última milla. Entre las ruedas colapsadas de barro que nos obligaron a quitar los guardabarros, a nuestros intentos de sortearlo en vano, con una salvia tan alta como nuestras motocicletas, la carretera desapareció, convirtiéndose en un simple camino de vacas y luego en nada. No íbamos a llegar a las aguas termales secretas. Ese barco había zarpado con el resto de nuestros planes para ese día. Entonces tratábamos de deshacer la serie de errores intrascendentes que nos habían llevado hasta allí, antes de que alguien se hiciera daño… Vamos a pararnos aquí un momento y a rebobinar.
Un Trabajo Soñado

Nuestro argumento con REV’IT! era de lo más simple. La Covid ha arruinado muchos planes de sesiones fotográficas, pero nuestro equipo en Oregón ya ha sido vacunado. Así que dijimos, “mandadnos vuestro equipamiento de aventura más moderno, nos lo montaremos con un par de motos de aventura y una clásica customizada, y viajaremos por el estado de Oregón, persiguiendo la luz en sus horas más mágicas y sacando las mejores fotografías. Nosotros seremos nuestros propios modelos. Sin estilistas, sin motorhome, sin productores, solo nosotros y un plan relajado para vivir la aventura”. Un trabajo de ensueño, la verdad.

Pocas semanas después llegó un paquete con dos trajes Defender 3 GTX, un traje Dominator 3 GTX, tres pares de botas Expedition H2O, y cascos de NEXX y Bell. Sin mencionar los accesorios adecuados, como guantes, paquetes de hidratación, calcetines y capas base. ¡Navidad en junio! Unas llamaditas de teléfono a nuestros amigos de BMW y Ducati nos ayudaron a conseguir dos de las más modernas motos de aventura, la BMW R1250GS Adventure y la Ducati Multistrada Enduro 1260. Sería un viaje de tres.

La Alineación

Matt Sanders –el piloto #2– y yo hemos trabajado juntos en sesiones de fotos de REV’IT! unos cuantos años y antes de eso ya éramos amigos de mucho tiempo. Llevo equipamiento de REV’IT! desde mi primera aventura en 2004, que coincidió con la primera importación de REV’IT! a los Estados Unidos. Nuestro tercer miembro es mi amigo Matias, a quien había conocido hace un año en Nueva york. Él había pilotado su R80GS hasta Argentina con otro amigo y lo había publicado en el libro Two Wheels South, y empleó su tiempo durante el confinamiento por la pandemia en reconstruir su BMW R100GS con la intención de irse con ella por África.

Matias envió su moto a Oregón para participar en el “1 Moto Show” y la dejó ahí para este viaje. Esta aventura iba a poner verdaderamente a prueba su customización, la primera construcción de su nueva empresa, Myth Motors. Para Matt y para mi, esta era una grandiosa oportunidad de conducir las más recientes y mejores motos de BMW y Ducati, y explorar partes de Oregón a las que la gente apenas va. Desgraciadamente, el día antes de nuestra marcha, cuando probábamos las motos, Matias se cayó y se rompió el tobillo, amenazando la realización del viaje.

Pero como dicen en el show business, “el espectáculo debe continuar.”
La Alternativa

Como dicen en el show business, “el espectáculo debe continuar”. Y por suerte, nuestro amigo y colega motorista, Scott Rounds –no solo un gran fotógrafo sino también un gran piloto–, estaba libre de cargas laborales y era de la misma altura que Matias. ¡El espectáculo continuó!

Mientras Scott se ponía a punto para la aventura con menos de un día para cerrar temas, yo me ocupé de la customización Myth, que había dejado en el elevador de mi local. Hice algunas reparaciones de última hora, como una nueva estructura para llevar equipaje, porque la que había difícilmente habría aguantado una semana en Oregón, y menos aún un mes en África. Acabé tarde de ensamblar, pero por la mañana la moto era más sólida.

Hay Que Irse

El lunes, pronto, cargamos la Multistrada, la GS Adventure y la Myth R100GS con el equipo de acampada, la ropa de recambio y mucho material de fotografía. El plan era tomar las carreteras secundarias hasta Painted Hills, donde conozco un buen sitio para acampar. Painted Hills es una de las Siete Maravillas de Oregón, un lugar espectacular para parar en dirección a nuestro principal objetivo, el desierto de Alvord.

“Por la carretera encontramos nieve tan dura como nuestras motos.” 

La intención inicial de cruzar por el monte Hood, el volcán dormido que se levanta al este de Portland, no se podía realizar por culpa de los incendios forestales del pasado año, que mantenían cerradas muchas carreteras. En vez de eso, nos lanzamos por la carretera principal y en el pico de nuestro recorrido el frío era intenso. En Government Camp nos detuvimos para ponernos los forros térmicos, y luego seguimos por una carretera que Scott conocía y que tenía unas vistas espectaculares del monte Hood. Apenas una milla más allá, por la carretera, encontramos nieve tan dura como nuestras motos. Incluso había un Jeep hundido hasta las puertas bloqueando el paso. Nuestras fotos de la montaña iban a tener que esperar.

“Teníamos por delante 50 millas de carretera escénica de grava para llegar a inmortalizar la puesta de sol.” 
En Marcha

Nos tomamos nuestro tiempo hasta Madras, un pueblo con una sola tienda de alimentación en la que compramos carne, patatas y cerveza. Atamos la compra a nuestra espalda y arrancamos para hacer 50 millas (80 kilómetros) de carretera escénica de grava para llegar a inmortalizar la puesta de sol. Desgraciadamente, esa bonita carretera fue el escenario de nuestra primera incidencia con el material. Nuestro dron autónomo nos seguía por un precioso y sinuoso cañón, cuando chocó con la única línea de electricidad en 20 millas (32 kilómetros) a la redonda. Pues vaya.

“Bañaron las colinas de tiras rojizas en los tonos dorados de una postal.” 
Paciencia y Suerte

Llegando a Painted Hills, el cielo se puso de un raro gris. Muy bonito, pero el concepto de luz dramática que presentaba no nos convencía. La paciencia y la suerte son amigas íntimas, y la cosa cambió de forma espectacular, cuando las nubes se disiparon y bañaron las colinas de tiras rojizas en los tonos dorados de una postal. Con nuestras primeras fotos en el bolsillo, nos pudimos relajar con una merecida cerveza y disfrutamos de unos filetes que hicimos poniéndolos directamente sobre el carbón de una hoguera…

Mira el siguiente episodio de “Persiguiendo Luz”, 2ª parte.
Colección Adventure Travel
Descubre los nuevos trajes GTX 
“Persiguiendo Luz”, serie de Aventura en video de 4 capítulos