<b>KLOKHUIS ADVENTURES</b> EN BOLIVIA

KLOKHUIS ADVENTURES EN BOLIVIA

Los holandeses Bart Meijer y Erik den Boer viajaron por Bolivia para grabar diversos episodios para un programa de tv infantil. Sobrevivieron a la “Carretera de la Muerte”, cruzaron el surrealista salar de Uyuni, atravesaron las carreteras altas de las montañas Chacaltaya, y más cosas.
03-13-2019
Adventure

Article

Bart MEIJER &
Erik den Boer
#REVITRIDERs

Bart Meijer, 36 años -director/presentador de Het Klokhuis-, y Erik den Boer, 52 años -director/cámara-, comparten pasiones: la televisión, los viajes y el motociclismo. Un día que salieron de marcha juntos se liaron la manta a la cabeza y acabaron ideando un ambicioso proyecto. Agarraron sus cámaras y sus sacos de dormir, los ataron a sus motocicletas y viajaron a través de Bolivia. De la jungla más espesa a las más altas montañas. Esta aventura dio sus frutos: ocho episodios del programa infantil holandés de televisión Het Klokhuis.

WEBSITE | INSTAGRAM BART

BART MEIJER & ERIK DEN BOER

Product images

About this page

RECOGIENDO A NUESTRAS AMIGAS

Inicialmente, planeamos enviar nuestras motos por mar hasta Bolivia. Pero resultó ser muy complicado y demasiado caro, porque solo ese coste equivalía a dos meses de alquiler in situ. Así que fue que no. Y encontramos una solución mucho más económica, una empresa que nos alquilaba dos Suzuki DR650 a un precio razonable. Las encontramos en Cochabamba, en el centro de Bolivia, a 2.500 metros de altitud.

No era altitud suficiente como para tener problemas de mal de altura por falta de oxígeno, pero estaba cerca del límite. De cara a la preparación de nuestra aventura, le pedimos al propietario del alquiler que nos enseñara a cambiar una rueda, fue una información valiosísima. Después de eso en seguida nos metimos en altitudes verdaderamente respetables, sobrepasamos los 5.200 metros. El pilotaje fue tranquilo y estas motos se convirtieron en nuestras “amigas” durante dos meses. ¡Vamos!

Product images

Amigos

About this page

EL PELIGRO A LA VUELTA DE LA ESQUINA

Conducir por Bolivia es peligroso, sobre todo en autopistas. Los conductores pueden crear situaciones muy peligrosas con sus maniobras de adelantamiento. Por ejemplo, cuando te adelantan en el momento en el que tú estás adelantando a otro vehículo. Y puede ser que en una curva se genere una situación así pero con camiones. ¡Caramba! Es especialmente importante mantenerte optimista y no mirar a los camiones, mejor mirar a un lado de la carretera. Y tomarte un respiro si hace falta y no seguir la marcha hasta que el subidón de adrenalina haya desaparecido.

Bart: Después de un día rodando por la jungla, volvimos a la capital, La Paz. Encontramos asfalto fresco y carreteras bien señalizadas, y parecía que iba a ser un bonito día. Pero, de repente, me quedé alucinado con dos camiones salidos de la nada. En una ligera curva a derechas, con buena visibilidad, pude ver que algo nada bueno iba a suceder. Nada bueno.

Porque no era uno, eran dos camiones conduciendo en paralelo, uno de ellos invadía completamente mi carril. En una curva. Por suerte, iba bien alerta, pero no sé si me salvé por eso. Clavé los frenos y note cómo patinaba la rueda trasera de mi moto, y para no caerme en medio de la curva solté los frenos. La moto siguió derecha y en su trayectoria parecía que iba a encontrarse de frente con la del camión.

La única posible estrategia de escape que me quedaba era sortearlo con un golpe de manillar. Lo agarré fuertemente, tiré de él para meter la moto en la trazada que quería, y… ¿Había tiempo? Tal como te lo cuento, sí lo hubo. Lo hice.

Pero estuvo cerca, muy cerca. Demasiado cerca como para no recordarlo con preocupación.

Product images

Product images

Klokhuis Bolivia 1
Klokhuis Bolivia 2
Klokhuis Bolivia 3

About this page

EL PELIGRO EN NUESTRAS CARAS

Al día siguiente fue peor. Aunque por suerte no nos pilló a velocidad de autopista, a diferencia de un día antes.

Erik: El coche que me precedía, de repente frenó en un cruce. Pasó tan de sopetón que lo único que pude hacer es darme de bruces con la ventana trasera del vehículo. No es un momento bonito para recordar. La luna trasera se me vino a la cara, más hacia la barbilla. Bart me preguntó en broma si había decidido tirarme sobre el maletero del coche porque había visto un caramelo que no podía dejar escapar. Y si me lo había tragado. Muy divertido, Bart.

Aunque justo después mi colega cambió de cara, se tornó enfermera, sacó un pañuelo y presionó mi barbilla. Desgraciadamente, sangraba mucho. Bart intentó entonces momificarme, pero al final fueron unos pocos puntos. Un jovial doctor me arregló la barbilla por 15 euros. Pensé que no había salido nada caro, aunque en diez minutos todos los puntos de cayeron y tuve que volver a ese médico.

Una vez había desaparecido cualquier riesgo de frenazo/encontronazo y con la barbilla fortificada como una fortaleza impenetrable, con nuevos puntos, y pareciendo diez años más joven, pude continuar el viaje felizmente. Me dijo el galeno que en una semana se podrían quitar los puntos. Un dato curioso de aquello: un apagón no es obstáculo en Bolivia. La luz de un teléfono también le sirve a un médico en caso de necesidad.

Highlights

Salt Flats
El infinito salar de Uyuni puede ser el lugar más surrealista del mundo para cruzar con tu motocicleta. Un área tan grande como el norte de Holanda. Infinitamente grande e inacabablemente lejana

About this page

BART PILOTANDO HACIA LA ETERNIDAD – EL PLANO MEJOR PAGADO

De lejos, la mejor toma que hicimos con el dron en aquel viaje fue por casualidad. Estaba anocheciendo y según nuestra opinión era algo tarde, pero decidimos intentarlo. Previmos que Bart rodara en dirección a la puesta de sol, en aquella vasta extensión del salar de Uyuni. Nuestro dron tenía una opción que aún no habíamos usado; podía seguir de forma automática un objeto con un “opción en círculos” al objetivo marcado. Por tanto, el dron volaría siguiendo a Bart y yo manualmente lo haría girar en torno a él. ¿Una pasada, verdad? Sí, pero fue casualidad.

Y sin darnos cuenta tuvimos mucha suerte. Porque Bart iba tan rápido que el dron a duras penas podía seguirle. Además, a 4.000 metros de altitud, el aparatillo tenía ciertas dificultades para mantenerse arriba, no sé si a causa del fino viento o de la falta de referencias en el suelo, no lo sabemos. El caso es que en un momento en el que el dron adelanta a Bart, vi desde lejos que no mantenía casi altura y que estaba muy cerca del suelo. De repente accioné la palanca para que remontara el vuelo y lo hice girar al mismo tiempo, y claro, sin pensar en cómo quedaría luego en la grabación. De vuelta al hotel descubrimos la magia de lo grabado. Tuvimos que frotarnos los ojos varias veces. Era realmente impresionante.

¡Míralo tú!

Product images

About this page

FRENADOS POR LA CARRETERA DE LA MUERTE

Mucho antes de emprender aquel viaje, habíamos conversado a menudo sobre la famosa “Carretera de la Muerte”. Una increíble y peligrosa carretera, famosa por el programa de televisión del mismo nombre, y por supuesto por haber sido objeto de un reportaje en el famoso show Top Gear. Y nosotros estábamos ahí, en mitad de una densa neblina y la lluvia. Erik tenía muchas dudas.

Pero Bart se internó con su Suzuki en la estrecha carretera de grava sin dudarlo. Ha sido ciertamente una de les carreteras más bonitas que hemos recorrido nunca, pero nos siguen temblando las piernas. "¿Cuánto queda?" Nos quedamos pensativos hasta que de repente llegamos al final. Dos días después la recorrimos de nuevo con mejor meteorología. Definitivamente, supimos disfrutar esos delirantes picos y sus preciosos alrededores. Si vas a ir ahí, no deberías perder la oportunidad de recorrerla arriba y abajo. Y nosotros experimentaríamos nuestra “carretera de la muerte” una semana después…

Product images

Product images

Death Road

About this page

CHACALTAYA: EL PICO INFINITO

Nos plantamos en uno de los lugares más altos del mundo en los que se puede pilotar una motocicleta. Está claro que debía formar parte de nuestro itinerario. Y como rodamos un episodio sobre la altitud, decidimos hacer un test in situ con un huevo cocido. Bueno, el huevo éramos nosotros. Empezó con una carretera de grava estrecha, muy resbaladiza porque el piso era una mezcla de tierra y la nieve que se iba derritiendo y cayendo de más altura. Sobre los 4.000 metros de altitud, nos costaba ya respirar, y encima había que pasar por tramos con nieve aún no derretida. Las curvas cerradas, con nieve helada en algunas, nos lo pusieron muy difícil.

Erik: A más de 5.200 metros de altitud, concentrarse en pilotar y a la vez grabar la ascensión resultaba difícil. En la cima, nos encontramos con más nieve y lluvia. A la vuelta, en el descenso, pudimos grabar escenas brutales con el dron. El Chacaltaya es inolvidable. Ahí alcanzamos el punto más alto de nuestro viaje, en una etapa en la que rodamos un episodio que explicaba la influencia de la altitud en el cuerpo humano. Para ese episodio, estuvimos viendo un partido de fútbol de la clasificación para el mundial, entre Bolivia y Brasil, y Bart además estuvo viendo un partido de fútbol femenino a 4.000 metros. Durísimo.

Una vez superada la experiencia de Chacaltaya, descendimos al nivel del mar para grabar un episodio sobre pirañas. Nos costó, pero encontramos las pirañas, junto a capibaras y caimanes. Luego buscamos la zona tropical de Bolivia para otro episodio sobre reforestación y aguacates. Como motociclistas, el salar de Uyuni resultó ser la experiencia más surrealista. Ahí estuvimos preparando otro capítulo sobre la sal y el litio que se usa en las pilas. La visita a las minas de plata de Potosí fue otra experiencia memorable.

Es un privilegio viajar por trabajo, porque puedes acercarte a las vidas de la gente. Nunca olvidaremos al equipo de hombres que nos guió por el interior de la mina. Para el episodio sobre las alpacas, dormimos con nuestras chaquetas de moto para poder mantener el calor, y nos reímos como nunca cuando nos contaron múltiples anécdotas sobre las locuras que hacen estos animales. Especialmente después de afeitarle la lana a una de ellas.

Recomendamos mucho viajar por Bolivia, un país rico y variado.

Product images

Alpaca shaving

Product images

Klokhuis Bolivia 4
Klokhuis Bolivia 5
Klokhuis Bolivia 6

Intro text

¡REVIVE NUESTRO VIAJE!

Estos ocho increíbles episodios de viajes se emitieron entre, en Holanda, y se pueden ver en nuestra página web.

Highlights