Envíos y devoluciones gratis a partir de 99€

Recomendamos ordenar mucho antes de la temporada navideña debido a la carga anticipada en nuestros transportistas.

Un tratado sobre la amistad

Un tratado sobre la amistad
Lo que aquí presentamos es un Tratado sobre la Amistad. Una historia forjada por la velocidad y la solidaridad. Es la historia de Alex Farinelli, Enrico Crippa, Danilo Petrucci y Marco Benedetti.

Fratelli d’Italia

significa literalmente “Hermanos de Italia” y nosotros conocemos a un grupo de cuatro “hermanos”, muy unidos por la misma pasión. La pasión por el deporte del motor, por el deseo de adrenalina. Comparten el mismo sentido del humor y –siendo italianos–, comparten la devoción por la comida. Os presentamos a Alex Farinelli, Enrico Crippa, Danilo Petrucci y Marco Benedetti.

El comienzo

Enrico
La mayoría de las verdaderas amistades superan el paso del tiempo y a veces se hace difícil marcar un momento concreto de cuándo comenzaron. Pero en este caso, ese momento está clarísimo para todos; porque comparten la misma pasión, valores, reglas y sentido del humor. Danilo y Enrico se conocieron en 2010. Para Enrico, su amistad había comenzado algo antes.

“Yo comencé a trabajar en el servicio del fabricante de cascos Nolan en las carreras, en 2004. Respeto muchísimo a todos los pilotos, pero con Danilo fue algo diferente. Le he visto pilotar desde la categoría Stock 1000 hasta su llegada a MotoGP y ha sido una trayectoria fantástica. Siempre se ha deslomado trabajando para alcanzar sus metas y sigue empujando para seguir haciendo realidad sus sueños”.

Durante estos años, su amistad creció. Y no fue forzada. Pasó de forma natural. Y eso sorprendió un poco a Enrico: “He conocido y trabajado con muchos pilotos profesionales y del único del que me he hecho amigo es Danilo”.

“Cuando Danilo, en 2017, me preguntó si quería trabajar solo para él, no me lo pensé dos veces. Trabajar, y como quien dice vivir con un piloto de MotoGP, en la cima de la competición de las dos ruedas, ¡no creo que haya nada más emocionante que eso! Me siento muy agradecido de poder desarrollar este trabajo”.

“Me enorgullece la confianza que siempre me ha tenido Danilo. Cree en mí y yo creo en él al 200%. Esa confianza es una base importante para una amistad verdadera. Especialmente, cuando en ‘la vida de MotoGP’ hay que estar siempre listo para afrontar momentos difíciles”.

“La oportunidad que Danilo me dio no me la tomo a la ligera. Él es uno de mis mejores amigos y quiero ayudarle a alcanzar sus sueños. El sueño que tiene desde pequeño. Me inspira la dedicación, el deseo y el esfuerzo, junto con la pasión que invierte en alcanzar sus metas. Incluso así no siento que esté realizando ningún trabajo”.

Alex
La primera vez que Alex y Danilo se vieron fue en Qatar, en 2012. La moto de Danilo llamó poderosamente la atención del ojo de Alex. “Tenía algo familiar”, remarca. “Al principio no lo entendí, pero cuando pusieron el motor en marcha y el mecánico empezó a retorcer el gas para calentarlo supe de qué se trataba. Me recordó a la moto que tenía mi padre cuando yo era pequeño”. Cuando empezó a conocer a Danilo, Alex vio algo más en él que hizo que le tuviera más respeto si cabe del que le tenía. “Danilo no se detiene. Lucha cada segundo, cada minuto, cada hora del día para probar su valía. Lo da todo para ser mejor que el día anterior y demostrarle al mundo de qué está hecho”.
Desde el primer momento que vio a Danilo montarse en su moto, Alex creyó en su compatriota y vio de qué era capaz. Como piloto y como persona. “La primera vez que vi a Danilo en pista con su Ducati Pramac sentí muchísima alegría. Finalmente, tenía la oportunidad de demostrar su talento y me sentí orgullosísimo de él”.

Marco
Danilo y Marco se conocieron en el circuito de Mugello en 2014 y en seguida detectaron que tenían mucho en común. “Yo estaba trabajando en el Autodromo Internazionale del Mugello durante un test de neumáticos, haciendo fotos para mi amigo Alex Polita. Unos pocos boxes más allá, el equipo Ducati hacía un test de su nueva Panigale con Danilo. Nunca le había visto, pero sabía por supuesto quién era. En un momento dado, fuimos a comer al restaurante del circuito con Alex Polita y entró todo el equipo Ducati en tromba. Todos vestidos con su uniforme oficial, con la excepción de una sola persona, ¡Danilo! Él llevaba una camiseta de Homer Simpson y vaqueros, con su pelo rizado a su aire. Allí nos conocimos y conectamos en seguida. Aunque creo que no es difícil que Danilo te caiga simpático. En 2015, Danilo me pidió que produjera un video de flat track para uno de sus patrocinadores. Ese fue el momento en el que además empezamos a colaborar juntos”.

Lo que me enorgullece es que Danilo siempre ha creído en mí. Confía en mí y yo confío en él al 200%. La confianza es la base de una amistad verdadera. Especialmente, cuando en ‘la vida de MotoGP’ hay que estar siempre listo para afrontar momentos difíciles.

Presentación oficial del equipo PRAMAC Racing en 2016

Poco tiempo antes, Marco y Danilo se volvieron a ver durante la presentación oficial del equipo Pramac Racing en 2016. Federico Cappelli, el jefe de prensa del Pramac Racing, encargó a Marco el rodaje de la presentación del equipo en 2016. “¡Ahí conozco finalmente a Alex Farinelli! Éramos amigos en Facebook, pero no nos habíamos visto nunca. ¡Aquella tarde fue de lo más divertida! Nunca había estado en ninguna presentación de MotoGP y esa fue inolvidable”.

“Ahí se cimentó mi amistad con Alex y mi relación con el equipo Pramac Racing se consolidó. De hecho, me encargaron el rodaje de las presentaciones del equipo en 2017 y 2018 también. Todo esto gracias a Alex”. Desde ese momento, comenzó otra bonita y fuerte amistad. Una amistad que llevó a una sólida relación laboral también.

Combinar el placer con el deber - Enrico Crippa

El equipo de amigos inicia una relación estrecha que les ha llevado a trabajar juntos desde entonces. El hecho de que Danilo Petrucci ya perteneciera desde hacía algunas temporadas a la “famiglia” REV’IT! no era nada nuevo, claro. Pero a través de Danilo también conectamos con el resto del grupo, comenzando por Enrico Crippa, amigo de Danilo y asistente personal. ¡Entre nosotros corre la broma de que Enrico tiene sangre holandesa! Este italiano larguirucho incluso nos entiende un poco cuando hablamos en nuestra lengua. Con mucha energía y muy buen sentido del humor, Enrico viaja alrededor del mundo junto con Danilo para ayudarle en todo; como profesional y como amigo.

Danilo y Enrico echan la vista atrás. “Como Enrico ya ha comentado, nos conocemos desde 2010 cuando yo corría en la Copa del Mundo FIM Superstock 1000 y él trabajaba en el departamento de competición de Nolan. Mi padre trabajó en el paddock de MotoGP muchos años y sabía que Enrico era una buena persona. Todo el mundo conoce a Enrico como ‘Lungo’, que en italiano significa ‘alto’. En el paddock lo identificas rápidamente porque no pasa desapercibido. Cuando yo me mudé a MotoGP en 2012, aún no comenzamos a trabajar juntos, pero seguíamos en contacto. En 2017, yo buscaba a alguien que me ayudara en las carreras, pero también durante la temporada. No es un trabajo fácil, debo reconocerlo. Pero en seguida pensé en Enrico, porque siempre le tuve confianza y desprende mucha energía, y me sabe calmar cuando lo necesito”.

Durante la temporada de MotoGP, Enrico se encarga de todo. “Enrico está en contacto directo con Michiel (el coordinador de REV’IT! en los circuitos) y se aseguran de que todo mi equipamiento de competición esté listo para cada una de las sesiones. Además de eso, también se encarga de dar la bienvenida a nuestros invitados y hace muchísimas tareas a las que yo no me puedo dedicar, porque mi programa de trabajo un fin de semana de carreras va a tope. Formamos un gran equipo con Enrico, todo va como la seda. Creo que va tan bien porque somos buenos amigos. Fue una decisión deliberada ‘trabajar’ con un amigo. Aunque no es todo vino y rosas, y a veces entre sus atribuciones también está calmarme o apoyarme cuando las cosas no van como las hemos planeado. La presión está siempre ahí, por eso es importante contar con un entorno de gente que me importa y a los que también importo”.

Hay amigos, hay familia, y luego están los amigos que acaban siendo como tu familia. “Enrico es algo mayor que yo; él es más responsable y tiene más experiencia en este mundillo. Es como mi hermano mayor. Lo pasamos muy bien juntos, y pasamos mucho tiempo libre y vacaciones juntos; compartimos al menos 300 días al año. ¡Y, creedme, no es fácil aguantarme! Pero esta alianza funciona y significa mucho para mí”.

Marco Benedetti – Productor Audiovisual
Cuando pasas tiempo con él, te das cuenta de que Marco es de los que lo graba todo. Su último corto, que demuestra precisamente esta especial amistad que une a los cuatro, tiene miga: “De ‘Lungo’ a ‘Tappo’” (esto último es “tapón”); la destacable amistad entre Danilo y Marco.

“Con Marco hemos reforzado nuestra relación con el paso de los años. No vivimos tan lejos el uno del otro, aunque él está en otra región, en La Marca. Todo el mundo le llama “Tappo” (“tapón”, porque no es muy alto) y es muy divertido. Le encanta el motocross y de hecho viene de esa especialidad. Yo soy muy apasionado de la competición off-road y hemos compartido amigos comunes antes de serlo personalmente”.

“En 2015 coincidimos por primera vez en Mugello, pero lo mejor que hemos hecho ha sido siempre fuera del paddock de MotoGP. A Marco le encanta su trabajo y es muy perfeccionista. Cuando no estamos en un circuito de MotoGP, podemos hacer lo que nos plazca y creamos fotos y vídeos divertidos y emocionantes. Me encanta su trabajo porque su punto de vista es diferente cuando crea. Él no sigue las normas, siempre quiere hacer cosas extraordinarias. Y creo que su trabajo destaca por eso”.

“Y encima es muy bueno escuchando a las personas e interpretando lo que quieren. Cuando no estamos en un ambiente de trabajo, seguimos de broma y nos encanta quedar para cenar con nuestros colegas. Marco es otra de estas buenas personas que he conocido en este largo camino de motos y competición”.

Danilo Petrucci – Piloto de MotoGP
Cuando no está viajando ni pilotando su Ducati oficial en el mundial de MotoGP, Danilo pasa su tiempo en su casa, en el bonito pueblo de Terni, en la provincia de Umbría. Para mantenerse en forma, y disfrutar al mismo tiempo, a Danilo lo encontraréis en los circuitos de motocross de Umbría y de las provincias limítrofes de La Marca, Toscana y Emilia Romagna. Los cuatro amigos disfrutan mucho deambulando por estos territorios, para trabajar y entrenar y, por encima de todo, para pasárselo en grande.

Marco describe a Danilo como una buena persona con un gran corazón. “Para mí, se trata de la persona más correcta que conozco. Alex es también un amigo de verdad y a menudo nos ayudamos en nuestros trabajos. Este tipo de “trabajo en equipo” aporta mucha energía positiva. Nos lo pasamos muy bien, pero aparte de eso nos entendemos muy bien. A Enrico se le puede describir mejor como un “madman” (un “locuelo”). Claro que en el sentido más positivo del término. Nuestra amistad es sólida. Nos respetamos muchísimo, y estoy orgulloso de poder hablar de ellos como amigos míos”.

Alex Farinelli - Fotógrafo
A través de Instagram (@revit_racing) y nuestra lista de correo electrónico de Race Report, te mantenemos al día de las últimas noticias que llegan de los paddocks de MotoGP y WSBK. ¿Pero a que no sabíais que de hecho es Alex quien hace todas esas fotos increíbles que os mostramos? Se dice que una imagen vale más que mil palabras, y como ningún otro, Alex sabe capturar esos momentos. La perfecta acción en pista, la determinación en los ojos del piloto, la alegría de una victoria o la decepción por un fin de semana que no ha salido como se quería. Tanto Alex como Marco trabajan detrás de la cámara y saben verdaderamente cuánto talento tiene el otro.

Marco declara: “Alex es un gran profesional. Creo que su presencia en MotoGP supuso un soplo de aire fresco al sector fotográfico. Es muy ambicioso y te puedo decir que se emplea a fondo para mejorar más cada día. Además de su profesionalidad, es también una buena persona y siempre tiene un momento para echarte una mano. Siempre le pido consejo si tengo dudas sobre fotografía, y saca tiempo para aclarármelas. Creo que Alex es un ejemplo. Trabaja duro y resultado de ello es haberse metido en la élite del deporte del motor. Yo sobre todo me muevo en ámbitos de off-road y trabajo con algunos de los mejores deportistas del mundo. Su determinación, porque nunca tira la toalla, aunque a veces sea muy difícil sacar la cabeza, nos hace muy similares”.

Recuerdos memorables

Para lo bueno y para lo malo; se apoyan como los amigos de verdad. Solo quieren lo mejor los unos para los otros y, cuando llegan esos momentos, están ahí para celebrarlo. “Momentos memorables hay muchos”, destaca Alex. “Pero si tengo que elegir uno, sería la carrera de MotoGP en Mugello en 2019. ¡Su primera victoria y además frente a sus seguidores, en su país, en uno de los circuitos más bonitos del mundo! El ambiente ahí es extraordinario, y no solo para los pilotos italianos”.

“El momento en el que Danilo cruzó la meta, me recorrió por todo el cuerpo una sensación de orgullo asombrosa. ¡No podía parar de llorar! Después de la carrera, cuando ambos llegamos al parque cerrado, llamé la atención de Danilo para sacarle una foto. Se me acercó con los brazos abiertos y nos abrazamos delante de todo el mundo. Sacar una foto dejó de ser importante ya. Yo solo quería vivir ese momento, junto a mi amigo”.

Echar unas risas

Fue en los circuitos donde estos cuatro amigos/hermanos conectaron inicialmente; pero siendo italianos, la mesa es también un ámbito de relación fundamental. “¡Cenar es una excusa para vernos, para hablar de todo y reírnos los unos de los otros!”.

La última vez que los amigos cenaron juntos fue en Siena. ¡Y aquello acabó con obligadas reservas de hotel porque uno de ellos se dedicó durante toda la cena a rellenar de vino los vasos de todos! Bueno, algunas de estas historias de amigos deben quedarse en el ámbito privado.

Uniamoci, amiamoci;
L’unione e l’amore

Unámonos, amémonos;
La unión y el amor

Amor, amistad y pasión. ¿Hay algo más en la vida?