Envíos y devoluciones gratis a partir de 99€
hace 4 meses |
Posted in: Gente, Viajar, Comunidad

REV’IT! presenta: Motorcycle Cities – Hamburgo, 1ª parte

REV’IT! Presents: Motorcycle Cities, Hamburg Pt. 1 – Die Kaffeemaschine

Cultura Urbana de la Moto

Motorcycle Cities pretende introducir la cultura de la moto en el paisaje urbano. ¿Qué armonía hay entre una ciudad y estas máquinas motorizadas? ¿Quiénes son los que conducen y pasan su tiempo con estas motos? Ahora lo sabrás...
Bienvenidos a Hamburgo

Hamburgo es una ciudad industrial y mercantil con 1’8 millones de habitantes. Es la segunda ciudad germana más grande y el primer puerto del país, en el estuario del río Elba. La ciudad hanseática es mi destino un día de noviembre; me dirijo a ella conduciendo mi Ducati 750 Sport de 1989. La ciudad se ve en el horizonte. Nuestro primer contacto es un momento especial. ¿Qué hay ahí? ¿Cómo encontraré mis referencias para evitar perderme?

No tengo GPS de ninguna clase y llevo notas pegadas en el depósito de la moto y la verdad es que pensaba que me servirían de algo. Aprehensión y curiosidad en el ambiente. La primera impresión es la que te queda grabada, es irremplazable. Y cuando todo acaba, una cosa es cierta: Hamburgo siempre me dejará buenas sensaciones. No es fácil de explicar, porque hay clichés e ideologías que hay que superar: aquí un pedacito...

Llegada

Voy rapidito por la autopista A7. “HH Centre” es la dirección que debo seguir; las cosas están claras y las indicaciones son eficientes. De momento no es necesario que ralentice mi ritmo, tampoco hace falta ponerse a mover la cabeza como un turista. Y en cuanto al tiempo, lo hubiera firmado: sale el sol y no hay nubes en el horizonte. A mi izquierda se dibuja un velo azul y naranja por encima del puerto. Los clavos y remaches de la estructura de acero del puente que cruzo me llaman la atención. Y es que estoy entrando en una ciudad totalmente industrial, tal como me gustan.

Un primer Porsche me adelanta por la derecha. Yo ya había aflojado un poco, de hecho. Pero acelero de nuevo, y en seguida a mi derecha detecto una vieja factoría de ladrillos que domina el paisaje. Y, por supuesto, como estaba planeado, un rótulo gigante de ‘Castrol’ está atornillado en el techo del edificio. Me siento en mi elemento: nada es elegante, todo es bruto, todo es real. Más tarde sé que la fábrica del letrero de Castrol acoge ahora una empresa que fabrica productos y equipamiento médico (Hans Hepp GmbH & Co. KG), incluyendo equipos de primeros auxilios para moteros...

Misión Doble

Después de este comienzo tan espectacular, es momento de recuperar terreno con el propietario del Porsche que dejé que me adelantara accidentalmente. Se ven unos cuantos, todos ellos ronroneando. Tengo claro que voy a disfrutar mucho aquí. No tenía nada planeado previamente para este viaje a Hamburgo y siento que esta es la forma correcta de prepararlo, de cara a esta ciudad y sus habitantes. Sin embargo, yo tenía dos sueños, poder ver la famosa Guzzi preparada por Kaffeemaschine con mis propios ojos y descubrir la increíble historia (u otras historias y/o anécdotas) de Uwe Ehinger.

Cuando tengo un momento, llamo a Axel Budde, el fundador de Kafeemaschine. Le pregunto si puedo pasarme, pero noto que se resiste, no le gusta que le molesten en el trabajo. El tiempo es oro y hay demasiados curiosos. Pero después de un rato de conversación, cuando le explico mis intenciones, Axel accede a que me pase, pero que no sea largo... Mi “especialización” es lo que me abre esta puerta.

Kaffeemaschine

Al sur del centro de Hamburgo, en una zona menos industrial y más social-residencial está Wilhelmsburg. Lo que hace especial a este barrio es que sus 50.000 habitantes viven enclaustrados entre los canales norte y sur del río Elba. El taller Kaffeemaschine está metido en una de esas calles. Axel Budde se vino a vivir a Hamburgo hace 15 años. Para su gusto, Wilhelmsburg era el punto ideal desde el que moverse al campo o al centro de la ciudad. Y es más accesible, tranquilo y está a remanso de cualquier tendencia con capacidad de influencia.

Hacía tiempo que debería haver venido a visitar este taller; hace tiempo que sé de la existencia del Kaffeemaschine, pero sin conocer realmente quién estaba detrás. ¿Una persona? ¿Un colectivo? ¿Un taller donde se lo hacen todo ellos? ¿Una franquicia de una gente artesana y sus colegas? ¿Un cobertizo o un garaje extraordinario? En cualquier caso, la elección de la ciudad de Hamburgo está plenamente ligada a mi deseo por descubrir Kaffeemaschine tal como es, in situ, de conocer el trabajo de Axel Budde, que dirige el cotarro hace casi 5 años.

Total Admiración

Sorprendido por verme aparecer de la nada en moto, Axel me da la bienvenida con una taza de café que muele y prepara él mismo usando una antigua, auténtica y bonita máquina de café. Me meto en su mundo en seguida, y siento que lo más duro ya ha pasado, aunque entre su bienvenida y su café, mis ojos y mi concentración derivan hacia las motos. Es imposible mantener una conversación. Primero porque mancho el suelo del garaje de café, y no es boma. Sus Guzzis son espléndidas y está claro que el viaje ha valido la pena. Intento volver en mí y concentrarme en su última preparación especial, la KM15, una soberbia 1000SP pintada en blanco y negro para producir la máxima admiración. La embellecerá con el nuevo logo de KM, ya que acaba de renovar la identidad gráfica de su negocio.

Hablamos de este cambio de grafismo, y mientras tanto guardo una nota mental de algunas de sus reflexiones respecto de su profesión y el sector de personalizadores de motos en general. ¿Cómo Guzzi evolucionará como constructor? Tiene sus propias ideas al respecto. ¿Cómo progresará el mundo de la moto y la customización? Esto es más difícil de predecir, pero parece que no va a sufrir con el paso de tendencias, porque ha generado una buena clientela que es madura y leal y capaz de invertir en algo que, para ellos, es una forma de autenticidad y que les retrotrae a la juventud. Sus clientes están entre los 40 y los 50 años, son de buen bolsillo, de Alemania y países fronterizos. Al mismo tiempo, intenta mantener a distancia a entrometidos que le hagan perder su precioso tiempo, y así poder concentrarse más en la esencia de su trabajo.

“Su sello distintivo es una reconocible estética minimalista moderada. Una interpretación personal pero avanzada de lo que es una café racer.”

Pieza a Pieza

Me encanta su estilo y aprecio mucho su toque. Su sello distintivo es una reconocible estética minimalista moderada; una interpretación personal pero avanzada de lo que es una café racer. La base es principalmente la Moto Guzzi Le Mans modelos 3 y 4. Parece que estas motos hayan sido fabricadas expresamente para este tipo de transformación. A mi parecer, Axel Budde no tiene rival cuando se trata de personalizar una Moto Guzzi y son pocos los que pueden combinar minimalismo, detalles y trabajo como él.

Las motos se fabrican despacio, con cuidado y pieza a pieza. El estilo, o mejor dicho, la firma se reconoce inmediatamente, aunque sean todas muy diferentes en cuanto al cuerpo, la pintura o los accesorios aplicados. Cada fabricación “especial” es la excusa de Axel para forzar sus límites técnicos y estéticos y avanzar en su línea de investigación y desarrollo.

El Futuro de la Historia

Nos dedicamos a entrelazar conversaciones sobre la historia y la industria de Hamburgo, sus preparaciones especiales y la vida de un artesano, junto con las dificultades de compaginar su vida de artista y las obligaciones de gestionar un negocio. Me habla de sus otras máquinas, tornos y fresadoras que usa como herramientas para sus creaciones, y que son de fabricación alemana.

La fundición que le fabrica su maquinaria y herramientas también es de Hamburgo. Heidenreich & Harbeck fue su proveedor de acero, también responsable del barco carguero Cap San Diego. Este majestuoso barco tiene 159 metros de largo y está anclado en el puerto de Hamburgo. Hoy se usa como museo civil (es el barco museo más grande del mundo en la actualidad). Bueno, una interesante página del conocimiento e historia locales que se abre a nuestros ojos, y que él tiene a su disposición cada día.

Con todo eso me pongo en marcha de nuevo, con las indicaciones que Axel me ha dado para encontrar otros quemados de las motos en esta ciudad…

Redacción y Fotografía de

Jonathan Wieme

El hombre detrás de Ciudades Moto. Se trata de una publicación en papel independiente que descubrimos una tarde de sábado durante un paseo por Amberes.

Inspírate. Lee Más.

¿Quieres leer más relatos sobre el corazón de la escena de la moto Urbana, los personalizadores que van a explotar en el futuro inmediato y la gente más auténtica de este mundillo? ¡Genial! Estás en el lugar correcto. Echa un vistazo al resto de nuestros “journals” y no olvides seguirnos en Instagram, en nuestra cuenta @revit_urban, para que no te pierdas ni un solo latido.